Educación y didáctica

Uno de los objetivos del Festival de Cans es tratar de hacer pequeños esfuerzos para mejorar la sociedad que nos rodea. Desde el festival consideramos que también podemos poner nuestro grano de arena desde aspectos educativos y didácticos. Por eso desenvolvemos dentro de nuestra programación estos aspectos desde tres ejes vertebradores: vecinanza, colegios y familias.

Con respecto a las vecinas y  los vecinos, en el año 2016 por vez primera Cans impulsa un taller coordinado por Juanma Lodo, con diez personas de la aldea para hacer un documental sobre la memoria de los bares cerrados. De esta manera, además de que las vecinas y los vecinos adquieran conocimientos de montaje, edición y grabación de vídeo, también se trabajan aspectos como la recuperación de nuestro patrimonio cultural y del pasado de la aldea. La idea es crear un equipo estable que pueda activar una recuperación del archivo visual y sonoro y de la misma forma crear cada año contenidos propios para el festival.

La segunda de estas líneas de trabajo tiene que ver con la presencia de colegios en Cans. Cada año pasan por el festival más de 1.000 chavales de entre 9 y 12 años. Visitan la aldea, conocen el festival y participan en el programa “Cans do Futuro”, donde aprenden nociones básicas de cine y de géneros, como diferenciar una ficción, un documental, una animación o un videoclip y asisten a coloquios y encuentros con directoras y directores, actrices y actores. Siempre desde un tono ameno, educativo y didáctico, marcado por el festival.

Desde el año 2014, Cans desenvuelve una línea de trabajo en relación con las familias, que tiene lugar durante el día grande del festival. Una programación específica dedicada a los pequeños para disfrutar con la familia, donde hay desde talleres de cine hasta proyecciones o introducciones a la música y a las bandas sonoras hechas en directo por músicos. El futuro de Cans no se entiende sin educar y cultivar conocimiento en las generaciones venideras