EL FESTIVAL DE CANS RECIBE UN TOTAL DE 251 OBRAS PARA PARTICIPAR EN LAS DIVERSAS COMPETICIONES

El Festival de Cans celebrará este año su XVII edición del 19 al 23 de mayo, ampliando su programación de cuatro a cinco días, y volvió a recibir una magnífica respuesta por parte de las creadoras y creadores gallegos. El plazo para la recepción de cortometrajes se cerró con 251 obras inscritas para participar en las cuatro secciones oficiales del certamen, una cifra similar a la de la última edición, aunque se registró un incremento de piezas de ficción. Esta cifra vuelve a situar al festival como un referente imprescindible para el sector audiovisual gallego.

Del total de obras inscritas, 88 aspiran a entrar en la selección final en la categoría de ficción, 45 en la sección Furacáns dirigida a trabajos de no ficción, 10 cortos en el apartado de animación y 85 videoclips. Se presentaron, además, 23 trabajos en el apartado de otras obras, para el que se recibieron diversos formatos como documentales, webseries, musicales e incluso largometrajes.

Las obras fueron enviadas por realizadoras y realizadores gallegos desde diez países diferentes. Entre los que tienen su origen en Europa, hay piezas procedentes de Francia, Reino Unido, Portugal, Italia, Suiza o Suecia, pero se recibieron también trabajos desde el continente americano, de países como Estados Unidos, Ecuador o Argentina e incluso de Asia, con cortos rodados en Líbano o Palestina. Todos ellos son creaciones de cineastas que tienen su origen en Galicia pero desarrollan su trabajo en otros países. Son, mayoritariamente, piezas de gran calidad, de entre las que saldrán las obras finales que compondrán las secciones a concurso y las secciones paralelas del XVII Festival de Cans.

En estos momentos, el equipo de selección del Festival trabaja en el visionado y en el análisis de todas las obras presentadas para realizar la selección final de las que serán proyectadas en los ‘jalpóns’ de Cans y entrarán en competición.

Tanto en ficción como en no ficción, la categoría conocida como Furacáns, se aprecia un gran salto cualitativo, igual que en la animación, donde sigue habiendo una producción relativamente pequeña pero de gran calidad. En la sección de videoclips, las obras inscritas son un buen resumen de la diversidad musical gallega, con estilos que van del folk al rock, pasando por el trap, la electrónica o el pop, así como obras que optan por diversos caminos narrativos en el ámbito audiovisual.

Una de las principales novedades de la próxima edición del certamen será la ampliación de los días de programación, lo cual supondrá todo un reto de esfuerzo y logística para la organización y otro aspecto a destacar será el incremento de la cuantía de los premios. En esta edición se distribuirán 9.100 euros entre las distintas categorías, superando por primera vez desde el nacimiento del certamen la barrera de los 9.000 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 9 =