El Festival de Cans marcó su récord histórico de público con 15.000 asistentes

El Festival de Cans batió en su decimosexta edición un nuevo e histórico récord de asistencia de público llegando a las 15.000 personas durante sus cuatro días de duración.Animado por el buen tiempo, el público, diverso e intergeneracional como en ediciones anteriores, agotó todas las sesiones con entradas a la venta, tanto de las secciones a concurso como de las actividades y de las sesiones paralelas. Secciones como  FuraCans o el  Jalpón dos Oscar vendieron todas las localidades días antes del comienzo del festival. El sábado, el puesto central de la Asociación Arela había vendido ya a primera hora de la tarde todas las entradas disponibles y agotó al final del día el merchandising propio del festival.

Además de coronar a nuevas y nuevos cortometrajistas que vivieron emociones fuertes y nervios en la entrega de premios, la XVI edición del Festival de Cans dejó numerosos momentos mágicos. Al coloquio matinal en el Espacio Estrella Galicia con el director Rodrigo Sorogoyen se sumaron por sorpresa el actor  Luis Zahera y Leonor Watling, congregando alrededor de 400 personas en la Finca de la señora Alicia. Otro de los instantes especiales fue la aparición en el escenario de Iván Ferreiro para acompañar la  Wyoming y Los Insolventes en un Torreiro desbordado por el público.

Previamente, la colocación de la estrella de el Gran Wyoming en el Torreiro fue  uno de los momentos estelares del festival. Más de mil personas aclamaron al  showman y actor al grito de “Presidente, Presidente” mientras este hacía un monólogo improvisado entre el numeroso público. Wyoming colocó su estrella justo antes del concierto de Dakidarría, el más multitudinario de los celebrados en sesión de tarde en toda la historia del festival. Además de miembros del jurado, cortometrajistas, músicos y las personas homenajeadas de este año, se dejaron ver por Cans un buen número de profesionales del audiovisual y actores y actrices muy populares que se mezclaron entre el público como  Tamar Novas, Marta Nieto, Xosé Antonio Touriñán, Ledicia Sola o Julia Juániz, montadora habitual de las películas de Carlos Saura o Víctor Erice.

Aunque el festival acogió el mayor número de público el sábado, con cerca de 9.000 personas a lo largo de todo el día, también obtuvo una gran afluencia en los días previos en su apuesta por reforzar su programación entre semana. Los coloquios y las actividades matinales del miércoles y el jueves estuvieron llenas por las visitas de centros educativos y público general que se acercó a Cans. Las actividades programadas en el centro de O Porriño el jueves por la tarde también atrajeron a numerosas personas, que disfrutaron del concurso de pintura rápida “Pintar el cine”, el showcooking Estrella Galicia de tapas de cine con el chef Pablo Pizarro o la nueva sección de libros LendoCine, actividade que tuvo una gran aceptación. El Círculo Recreativo y Cultural de O Porriño acogió también el jueves a pre-estreno de Eroski Paraíso, con una sala repleta de público que regaló al equipo de la película una de las mayores ovaciones de la historia del certamen. Además, se calcula que más de 2.000 personas -sobre todo niñas y niños- pasaron por el Parque del Río entre viernes y sábado, consolidando definitivamente el espacio familiar Minicans.

En el apartado musical, la actuación de Marlango en la tarde del viernes despachó en apenas unos minutos las 500 pulseras previstas para acceder al recinto. Otro de los grandes momentos fue la presencia en Cans del músico Paulo Furtado para la presentación de su film Fade Into Nothing y el concierto posterior de The Legendary Tigerman en el que hizo vibrar al público con su directo apoteósico. Del mismo modo, el Invernadoiro y el Cuberto de Mucha do Peso se consagraron este año como uno de los espacios más celebrados por el público, que disfrutó con las actuaciones de Budiño y con el nuevo espectáculo de Antón Reixa, Melancoholemia, que levantó una enorme expectación y no defraudó al público presente.

Entres los coloquios hace falta destacar los de la Fundación AISGE, especialmente el dedicado a los veinte años de la serie Mareas Vivas, que contó con la presencia de Miguel de Lira, Camila Bossa, Isabel Blanco y Víctor Mosqueira. Un encuentro en el que, por primera vez en un coloquio matinal, el numeroso público no pudo acceder al Bajo del Moncho por falta de espacio. En definitiva, la XVI edición del Festival de Cans se convirtió en la más completa en contenidos y en la más concurrida en la historia del festival, superando los 13.000 espectadores del año 2017, la cifra más alta a la que había llegado el festival hasta el momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − tres =