El Festival de Cans reconoce la trayectoria del actor Carlos Blanco con el Premio Pedigree 2019

La Asociación Arela decidió concederle en esta edición el Premio Pedigree 2019, su máximo galardón honorífico, al actor Carlos Blanco, “por su trayectoria de casi tres décadas en el mundo de la interpretación, y por su disposición siempre para trabajar con creadores y creadoras jóvenes y, sobre todo, con cortometrajistas”. Además de esto y de su amplia trayectoria, el Festival le entregará este galardón a Carlos Blanco por su labor como ciudadano crítico y persona comprometida con la sociedad.

Asimismo, la organización del festival decidió otorgarle los Chimpíns de Prata “Premio Pepe Puime”, que reconocen cada año el apoyo que una personalidad le otorga al festival y la labor de los vecinos y vecinas de Cans, a la actriz y presentadora Neves Rodríguez, que acude año tras año al festival y lo da a conocer siempre que tiene ocasión, y a los vecinos Paz Acuña y Rafa González, propietarios de la casa que acoge a todos los invitados y invitadas del festival en su Día Grande y un de nuestros anfitriones más imprescindibles. La casa de Paz y Rafa es cada año el punto de partida da nuestra procesión de chimpines y, además, tienen en su garaje un pequeño museo con fotografías de la historia del festival.

Como novedad, el Festival de Cans crea este año un nuevo galardón para reconocer el trabajo de profesionales de la comunicación destacados por su contribución dando a conocer el trabajo do festival. Este Chimpín de Prata llevará el nombre de nuestra vecina Divina Campos, pintora, panderetera, narradora oral y entusiasta del festival fallecida este año a los 86 anos. El festival quiere reconocer con este Chimpín de Prata “Premio Divina Campos” el trabajo de la periodista Pilar Comesaña, una de las grandes referencias de la información de cine en Galicia al dedicarse durante más de tres décadas al periodismo cultural. Para el Festival de Cans, Pilar simboliza el trabajo serio y comprometido con creadoras y creadores, sobre todo con los más jóvenes que están comenzando, siempre con un trabajo muy riguroso desde detrás de las cámaras.

Todos ellos recogerán su premio durante la celebración del festival, que tendrá lugar del 22 al 25 de mayo. Lo harán concretamente en la “Noite das Homenaxes” que se celebrará el viernes 24 en el Torreiro de Cans, en un acto que finalizará con la colocación de la estrella de Carlos Blanco. De esta forma el actor compartirá espacio en el célebre Torreiro das Estrelas junto a personalidades del audiovisual gallego como: Antón Reixa, Antonio Durán “Morris”, Mabel Rivera, Javier Gutiérrez, Luis Tosar, María Pujalte o Chelo Loureiro.

Premio Pedigree 2019

Carlos Blanco (Vilagarcía de Arousa, 1959). Casi sin darnos cuenta, Carlos Blanco se convirtió en uno de los actores más icónicos y en una de las caras más conocidas y reconocidas de Galicia. Hace veinte años, la serie Mareas Vivas, lo convirtió en un actor muy popular, y dos décadas después su éxito se ultiplicó con la magnífica interpretación del personaje de Laureano Oubiña en la serie Fariña. Actor asociado a la comedia y monologuista excepcional, Blanco tiene una fecunda trayectoria en las últimas décadas, en las que tiene participado en más de una docena de series de televisión y otras tantas películas, a las ordenes de directoras y directores como Patricia Ferreira, Clive Gordon, Gerardo Herrero o Pedro Almodóvar.

A pesar de su popularidad como actor, nunca renunció a ponerse en manos de directores y de cortometrajistas, eligiendo muy bien siempre sus trabajos y demostrando una gran versatilidad al margen de los territorios de la comedia que tan bien domina. Temporada 92-93 o Amistad, ambos de Alejandro Marzoa, son un ejemplo, pero también otros como Desayuno con diadema de Óscar Bernárcer – que le valió el premio al mejor actor en el Festival de Alicante- o Mal de Sangue de Pedro Díaz, con el que ganó el premio al mejor actor en el Festival de Cans 2013. Todo este reconocido trabajo en el mundo de los cortos se podrá ver en una retrospectiva en esta edición del Festival de Cans.

Chimpíns de Prata “Premio Pepe Puime”

Nieves Rodríguez. Nacida en San Sebastián, pero criada en Tui, el Festival de Cans concede este año el Chimpín de Prata “Premio Pepe Puime” a una actriz muy popular, pero sobre todo a una entusiasta del Festival de Cans, al que asiste año tras año. Conocida primero como presentadora de televisión por su trabajo en programas como Luar o Galicia para o mundo, Nieves tiene también una prolífica trayectoria como actriz en series como Rías Baixas o Pazo de familia. Desde 2017 hasta el pasado mes de febrero fue presidenta de la Asociación de Actores e Actrices de Galicia, entidad desde la que participó y apoyó numerosos coloquios en el marco del festival.

Paz Acuña y Rafa González. El Festival de Cans también reconoce cada año el trabajo de vecinas y vecinos de la aldea. Rafa y Paz forman una pareja que se convirtió casi desde los inicios del certamen en unos anfitriones imprescindibles durante la celebración del festival. Su casa en el barrio del Castillo es mucho más que el lugar donde arranca el sábado, Día Grande del Festival, la procesión de chimpibuses. Allí, Paz y Rafa ofrecen su casa, su cocina, sus baños y su jardín para organizar la comida que acoge a todas las invitadas e invitados del festival. Además, a lo largo de los años, fueron recopilando fotografías y recortes de periódicos y revistas hasta convertir su bajo en un pequeño museo d e la historia cinéfila del festival.

Chimpín de Prata “Premio Divina Campos”

Pilar Comesaña. En más de tres décadas dedicadas al periodismo cultural, Pilar Comesaña, actualmente periodista del programa ZigZag Diario da Televisión de Galicia. A lo largo de su carrera profesional tiene dirigido programas como Dezine o Planeta Cine, y también estado al frente de Compostelán o páginas periodísticas que configuraron la cultura popular como Pharo the Bego.

El Festival de Cans cree que Pilar Comesaña simboliza el trabajo serio y comprometido con creadoras y creadores, sobre todo con los más jovenes que están comenzando, siempre con un trabajo muy riguroso desde detrás de las cámaras. Por eso, la Asociación Arela, organizadora del festival, decidió concederle este pequeño reconocimiento a un trabajo que considera imprescindible para construir la historia cultural de las últimas décadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − doce =